Emociones, teatro… ¡acción!

Esta actividad está pensada para llevar a cabo en el aula a partir de 3º de Primaria. valorando el nivel del grupo y a criterio de los tutores, podría adaptarse la actividad para 1º y 2º de Primaria. 

  • OBJETIVO 1: Identificar y reconocer las diferentes emociones, sus expresiones y sensaciones. 
  • OBJETIVO 2: Desarrollar competencias emocionales en el alumnado.
  • OBJETIVO 3: Favorecer el desarrollo de destrezas y estrategias para el uso y gestión de las emociones. 
  • Esta actividad puede llevarse a cabo a lo largo de 3 ó 4 horas lectiva. 
  • Se recomienda realizar esta actividad durante el mes de octubre. 
  • Es importante poder realizar las sesiones con poco espacio de tiempo entre ellas. 

Para realizar esta actividad vamos a necesitar:

SESIÓN 1: 

  • Tendremos que haber pedido a los alumnos que traigan revistas para recortar. 
  • Pegamento, tijeras y cartulinas o papel tamaño A3 (Recomendable 6 por grupo)

SESIÓN 2: 

  • Hojas para escribir una obra de teatro. 

SESIÓN 3:

  • Material para disfrazarse: ropa vieja, pelucas, caretas, sombreros, etc. 
  • Tarjeta con los nombres de las emociones básicas (Anexo 1 a esta actividad)
  • Fotos y dibujos  con la expresión de las emociones básicas. 
  • Fichas de las emociones básicas. 

Próximamente

DESARROLLO DE LA DINÁMICA

SESIÓN Nº 1

Esta sesión puede llevarse a cabo en a lo largo de dos clases. Si el debate sobre emociones se alarga, conviene tratarlo y trabajarlo extensamente. 
 
FASE 1 – EXPOSICIÓN DE EMOCIONES
Durante la sesión número 1, vamos a comenzar a presentar a los estudiantes las 6 emociones básicas universales. Para ello debatiremos con la clase acerca de cómo suelen sentirse habitualmente. Les preguntaremos qué emociones sienten a cabo del día. La idea es llegar a describir las siguientes emociones básicas como te contamos en esta ficha de las emociones básicas. 

Es la emoción más desagradable de las seis. Tiene un gran poder para condicionar nuestro comportamiento, especialmente si hablamos de alimentos. La función del asco es protectora, no solamente para el momento en el que la experimentamos, sino también para el futuro, pues escribe con cincel en nuestra memoria.
Es una emoción que dice: “Cuidado, no te acerques” o “Cuidado, no te vuelvas a acercar”.

El miedo es la emoción del peligro y la amenaza. Cuando la experimentamos, la activación que se produce en nuestro cuerpo es intensa. Esto es así porque intenta prepararnos para la lucha o para una huída lo más rápida posible.
Cuando sentimos miedo automáticamente, nuestra mente, que es muy lista, le dice al corazón que se ponga a bombear más rápido y fuerte. La razón no es otra que preparar a los músculos para que actúen. Así, esta emoción es la que más presión interna produce y la que orgánicamente podemos aguantar menos tiempo.

Finamente, no podemos olvidar que el miedo es un ingrediente principal en algunos de los trastornos psicológicos más comunes, como las fobias. Esto nos sirve para recordar que el miedo no surge ante un peligro real, sino ante “algo” que la persona percibe como tal. Un “algo” que puede ser la visión de una araña, pero también un recuerdo de esta o la idea de que de un momento a otro va a aparecer alguna

La tristeza es la emoción de la pena, de la pérdida y del daño. Habitualmente, tiene muchos más pensamientos asociados que las anteriores. Así, la forma en la que la elaboremos de manera consciente tiene una relevancia mucho mayor. Además, promueve un estado de ánimo, el pesimismo.

Crece y permanece mucho más tiempo cuando la persona que la experimenta tiene una sensación de soledad percibida. Podemos decir también que se alimenta de los efectos que produce, del propio desánimo que genera y lo cuesta arriba que vuelve el hecho de hacer actividades que nos gusten.

Es la emoción neutra y breve. No neutra en el sentido de que no irrita el corazón o la mente, sino en el sentido de no podemos decir que produzca un buen o mal estado emocional. De hecho, también suele actuar como precursora de otras emociones que sí tienen valencia: miedo, alegría, tristeza, etc.

Inesperada, la sorpresa es la emoción del sobresalto. Aparece cuando sucede algo que no esperamos. Este “algo”, al igual que el miedo, puede estar presente en la realidad o simplemente en el hilo de pensamientos de nuestra mente. Así, nace del “ver”, “oír”, “oler”,etc. pero también “del darse cuenta” de la solución de un problema en el que podemos estar distraídos trabajando.

el acordeón

La emoción de la sonrisa y del bienestar. Opuesta en muchos aspectos a la tristeza. Por un lado, no parece ni mucho menos tan inspiradora. Por otro, la alegría suele ir acompañada de una gran carga de energía que nos da unas ganas enormes de ponernos a hacer cosas.

Es contagiosa y desgraciadamente la aprovechamos poco. La alegría ha sido la gran víctima de esa corriente que afirma que las emociones deben expresarse lo menos posible. Por el contrario, al ser la emoción que genera el estado de ánimo más positivo, por norma general, es mejor manifestarla mucho más de lo que hacemos.

El estado de ánimo que genera la alegría es el optimismo. Unas gafas con las que todo parece mejor. Algo que en sí no es bueno, lo bueno es que hace mucho más poderosa esta energía que nos da la propia alegría, extendiéndola en el tiempo. De las 6 emociones básicas, esta es la más deseada con diferencia.

Lo habitual es que tenga un objeto: los demás, la suerte y, habitualmente, nosotros mismos. La ira genera fuerza. Nos podemos imaginar como en el contexto de una pelea, el hecho de que uno de los oponentes golpee al otro aumenta la ira de este.

La ira es el producto de la diferencia entre un estado que se ha producido y otro que nos hubiera gustado que se hubiera producido en su lugar. Por otro lado, el estado de ánimo al que da paso habitualmente es al de la frustración.

Este estado, provoca una insistencia para que haya una identificación del culpable. En su defecto también puede ser alguien que ocupe su puesto. Esto es así, porque es una emoción que nos produce la necesidad inmediata de librarnos de ella.

La ira es una emoción caracterizada por su capacidad de destrucción. Ataca aquello que nos ha herido para que no lo vuelva a hacer. Así, en el fondo, su función es protectora y promueve la adaptación, como el conjunto de las 6 emociones básicas.

Junto a la imagen, aparece una descripción de cada una de estas 6 emociones básicas de cara a que el profesorado pueda interiorizar de manera amplia cada emoción y poderla transmitir a sus alumnos, traduciendo a las palabras de los niños aquello que se expone sobre cada una de las seis emociones básicas.

FASE 2 – TRABAJANDO EN LAS EMOCIONES 

En esta parte de la sesión de trabajo, vamos a realizar agrupamientos en grupos pequeños de 2 ó 3 estudiantes. Se les ofrecerán las revistas que habremos pedido previamente a los estudiantes para que traigan a clase. 

ENCONTRANDO EMOCIONES

Una vez divididos en grupos, cada uno usará las revistas que ha traído. Les pediremos que busquen en las revistas caras o situaciones en las que pueden identificar las seis emociones de las que hemos hablado. Posteriormente las recortarán y las pegarán en las cartulinas o papel A3. 

Podemos realizar varias asignaciones:

  • Modelo 1: Todos los grupos buscan las seis diferentes emociones y hacen un mosaico de cada una de ellas (6 cartulinas o papeles A3)
  • Modelo 2: Asignamos diferentes emociones a diferentes grupos. 
  • Modelo 3: Todos hacen todas las emociones. Cada grupo se encarga de formalizar un mosaico de emociones y la clase va buscando diferentes imágenes de todas las emociones en sus revistas para hacérselas llegar al grupo en cuestión. 
CONTANDO LAS EMOCIONES DESCUBIERTAS
Una vez finalizado el trabajo de búsqueda de emociones, cada grupo presenta su trabajo al resto de la clase. En este momento, cada miembro del grupo contará a la clase alguna situación que haya vivido en la que haya experimentado alguna de las emociones mencionadas. 

SESIÓN 2

En esta sesión vamos a iniciar la preparación de una pequeña representación. En grupos pequeños (4 o 5 miembros por grupo), redactarán un pequeño guión para representar en clase. 
Asignaremos para todos los mismos personajes:

– IRACULUS: Un señor que siempre vive todas las situaciones con la emoción de la ira y el enfado.  

 – SORPRESUS: Alguien que siempre vive todo lo que sucede como una gran sorpresa. 
– TRISTEMER: Una persona triste, muy triste, pesimista… 
– ALÉGRIMUS: Una persona realmente alegra. Siempre lo está. No sabe enfadarse. 
– ASCUS: Una persona que todo lo vive con asco. Todo le repugna. 
– MIEDICULUS: Este pesonaje siempre tiene miedo… mucho miedo ante todo, ante lo que sucede, la toma de decisiones…

Pediremos a los estudiantes que caractericen a los personajes y piensen en los disfraces que van a llevar. 

Recomendamos que en la elaboración del guión y la asignación de personajes, el profesor de ideas sobre cómo debe ser cada uno de ellos y que proponga alguna situación especial de cara a desarrollar el argumento, presentando a los alumnos una lógica: presentación - nudo - desenlace
EJE TRANSVERSAL
Asignatura de Lengua Castellana

SESIÓN 3

Llegó el momento de la representación teatral. 

Los alumnos representan su obra de teatro delante de la clase. 

Una vez finalizado el teatro de todos los estudiantes, se abre un breve debate acerca de cada uno de los personajes en las diferentes obras. 

Posteriormente, asignamos el nombre del personaje a situaciones en las que actuamos así. 

Invitamos a los alumnos a decir (en tono amable y con respeto) durante la semana, cuando alguno de los compañeros se está comportando como alguno de los personajes. 

Sería de gran interés trabajar en cómo pueden cambiar el rol de un personaje a otro, es decir, cómo hacer para pasar de ser TRISTEMER a ALÉGRIMUS, de IRÁCULUS a SORPRESUS, etc.
CON ELLO TRABAJAMOS EL REPERTORIO CONDUCTUAL
-Psicología de la Conducta-
Deben aprender los estudiantes que lo adecuado es pasar por las diferentes emociones, ya que vivir siempre en una de ellas no es sano. Por eso, han de aprender a reconocerlas y manejarlas.
REFLEXIÓN FINAL
Educación e inteligencia emocional

¡HAZ UN VÍDEO DE LA OBRA!

Con el necesario cuidado de no incumplir la Ley General de Protección de Datos de Carácter Personal, grabar en vídeo la representación de cada grupo será una grandísima idea. ¿Por qué? Te lo explicamos....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *